28 febrero 2024

RECORDANDO a un grande Periodista, Docente, y muchas otras yerbas…

Simplemente EMILIO GARCIA PACHECO “Autor de  Don Martín Lata”

“Soy nacido en 1924 decía  Don Emilio…” contaba Don EMILIO PACHECO

Con una carrera de docente completa en todos sus aspectos y escalafones, fue político, periodista,  y aun hoy a sus 80 muy largos años sigue batallando  como ayer,  desde el sillón presidencial de Casa España con actitud positiva y espíritu admirable Don Emilio es ese personaje que muy a menudo podemos verlo al medio día junto a sus amigos, en la  tradicional cafetería de la esquina  de Kirchner y San Martin… quien su relato  nos cuenta  algo de su historia de vida.

-“Como maestro normal nacional allá por el año 1944 cuando el Concejo Nacional  de educación   junto con el Ministerio de defensa o ejercito,  no recuerdo bien,  tenían escuela para adultos en el Ejército Argentino con el solo fin rescatar  a los que no sabían ni leer ni escribir, en épocas del servicio militar obligatorio, me toco enseñar  a  muchos  soldados que se incorporaban  y eran analfabetos. Eran épocas  de territorio,  pero territorio o no territorio igual seguía  la cosa.  Y ver la alegría que tenían  aquellos muchachos que, siendo soldados, aprendieron a escribir una carta a leer un diario, eso  era más que un premio una alegría inmensa”.

-“Hablamos de tiempos en que no había fácil acceso al teléfono,  las comunicaciones eran en su mayoría eran escritas, el cartas, las misivas tenían el poder absoluto de conectarnos con el mundo.

“En mis tiempos de docente recuerdo que había algunos muchachos que eran particularmente duros para aprender, generalmente eran los que  provenían del Chubut, de lugares como: Reducción, Gan Gan,  Gastre (entre otros).   Esos chicos eran  duros, porque los padres  y los abuelos habían   sido analfabetos y  no  habían visto un diario en su vida pero  finalmente llevándolos con paciencia aprendían”.

¿Cuántos años han pasado de esos días?, 

“Tenía 20 años y  voy a cumplir  90 pasaron  70 años,   parece mucho, pero no son tantos, ha sido un  antes y un después”.  – “Sí, los años se van,  algunos los tienen en los huesos, otros en la mente, pero la realidad es que los años se van. En algún lugar los añitos se acoplan, están allí,  yo no los siento,  me manejo como siempre,  de  la misma manera, vengo a tomar el café con mis amigos a la mañana,  salimos a almorzar los sábados, sigo haciendo una vida normal,  lo mismo  pero más  aplacada porque  siento  mucho la partida repentina de mi señora , cuando vuelvo a casa me invade la tristeza,   los recuerdos,  claro eso fue inevitable  e imprevisto cronológicamente, él que tenía que morirse era yo, no ella,  pues tenía diez años más, y  algunos achaques de  salud, pero un problema cardíaco  fue  el causante de su partida.  Y me quede acá a ver que hacen los peronistas…”.- Comenta con una sonrisa.

Continuando su relato expresa: “Como dijo el General Perón a los que  le hablaban de no sé quien, creo que de Cafiero, “lo conocí  de potrillo…. “yo a todos  estos los conocí de potrillo, se quien es la madre, quién es  el padre, quién es la familia, quienes son ellos,  pero delante mío se cuidan de hablar”.

Según  se dice: ¿en aquellos tiempos era  común en las familias mandar a sus hijos a estudiar al Liceo de Comodoro?

-“No,  no sé porque usted dice todos, No es tan así,  los que podían estudiaban acá, eran muy pocos los que iban e ingresaban porque tenían una forma que  muy estricta para el ingreso. Por ejemplo; uno de los que  fue de acá es el Gobernador actual (ex), Daniel Peralta, ¿Peralta?  Sí, Peralta fué al Liceo de Comodoro Rivadavia, su familia hace rato que  está viviendo aquí en la Patagonia., Habían otros como los Núñez, Riestra  etc. empero eran muy pocos”.

“Aquí estaba -El nacional-  que fue el primer Bachillerato, mas tarde el Salesiano que puso Comercial, y ahí terminaba la historia, razón por lo que había que irse a otro lado para estudiar. Muchos años más tarde se instalo la  universidad”.

“Así que  nuestros jóvenes emigraban a otras ciudades a vivir en pensiones o lo que fuera. En mi caso quería hacer magisterio y  gracias a haber sido  el mejor alumno del curso  fui   becado por el Consejo Nacional de Educación.”

“Cuando me dieron la beca me dije  ¡uy! ¿a dónde voy a estudiar?-pedí donde podía estudiar para maestro y el lugar más cercano era Viedma, en Rio Negro en la escuela Normal Mixta. Allí estudié   magisterio y me recibí.”

¿Después se dedicó al periodismo?

– “¿Cómo después? Fui el periodista más famoso  de éste pueblo,  más allá de dar clases,  también Presidente del Consejo Provincial de Educación, Inspector general de Escuelas, Inspector seccional de Escuelas de Santa Cruz cuando eran nacionales,  cuando  se transfieren las escuelas de Nación a la provincia  ahí yo era inspector  y quede con un cargo alto. Después y por ciertas diferencias políticas me fui a radicar  la provincia del Chubut con el cargo de interventor, siempre en educación, allí   las escuelas seguían siendo  nacionales.”

Hablemos de  aquellos días en que el amor rondó a su puerta.

-“Me casé con una alumna de primer año, mi señora era alumna y teníamos un algo amistoso, porque al fin y al cabo yo era un  muchacho con veintiún años, nosotros charlábamos, todo bien no… Mientras tanto…  ¿usted iba agendando  las cualidades de la alumna, verdad ?…. “Y si, me gustaba la chica, en verdad, fui un tipo afortunado porque me casé con la mujer que yo quería, en cambio había otros que no, que se casaron porque eran negocios o  porque les pareció., Pero bueno, nosotros éramos amigos, tan amigos que terminamos  éstee,  se sonríe, siendo más que amigos, fuée cuando la mamá se enojo  y la saco, la privó de seguir el secundario, …empero ¿después lo terminó?… “¡No!,( contesta muy serio) cosas de gallegos, pero yo era el novio más feliz del mundo,  estuvimos cinco años  noviando (como se decía antes),  salíamos a pasear, al cine, todo bárbaro… éramos famosos  porque  tenía un perro,  que me seguía fiel a todas partes, cuando entraba a un lugar, el tiempo que sea, el esperaba afuera es más; en ese tiempo donde  muy pocos tenían coche, yo tenía un  convertible ingles muy lindo, salíamos a pasear y el perro iba sentado atrás, podríamos decir que  era más conocido por el perro que por otra historia”.

“Con mi señora estuvimos saliendo cinco años  éramos como amigos, porque ser novios antes se miraba de otra manera era mucho más romántico todo, nos casamos en 1953, ella era muy bonita, muy atractiva, de soltera trabajo en la policía, ya después de casados no trabajo mas, se dedico exclusivamente a nuestro hogar, fueron años muy lindos.”

Anécdotas de los bailes de la época  -“bailongos”

-“Una vez  fui a un baile ahí al Colon, a mí me gustaba mucho bailar, y había pocas mujeres,  una multitud de varones, me quede sin pareja y quedo sola una muchacha sentada a un lado de la pista, era de la Familia Boca, gente de  acá la familia tenía panadería,  bueno yo quería bailar y me acerque a sacarla y  aceptó, claro bailar conmigo que era profesor del colegio, Director de escuela, para ella era Dios. Además siempre fui de vestir  muy bien, tenia “buena percha”,- sonríe pícaramente-   era muy cuidadoso, tenía cuatro o cinco trajes, me los hacía de medida,  nada de dos trajes. Recuerdo a un amigo, muy, muy amigo empero de muy poca plata, andábamos siempre juntos  y un día le digo: “escúcheme pablo,  usted no puede andar conmigo con esa facha,  tiene  que comprarse una ropa un poco mejor  porque usted me está desprestigiando”.  Así fue que  un día pasé por la  sastrería de López Singer, un sastre donde yo me hacia la ropa  y le digo, mejor dicho les pregunto: ¿ustedes tienen la medida de mi amigo Pasos?, la teníamos, y si no la tienen después vean  y elegí un corte de Corderoy verde, me acuerdo,  y les pido que le hagan un traje a mí amigo, ¿cuánto vale el traje?  Pregunté y lo pagué, esta pagado listo”.-

Y de los  Romances….? Porque el pueblo quiere saber de qué se trata…

– “Sí, Me solían adjudicar romances con…. en fin “fulana”  y eran todas mentiras, por supuesto trataba con  todo el  mundo siempre fui y soy una persona muy informal,   no me pongo detrás de un escritorio y así lo hiciera, hago lo mismo, Pero cuando  ya es una figura que empieza a ser publica  siempre alguien quiere encontrarle algo. Claro y  buscando algo… entonces vino un día Felguera,  habíamos estado charlando un rato,  tenía por entonces  una oficina muy linda con un fogón a todo full en invierno y para los amigos tenia siempre una copita de algo para tomar, con Felguera  charlamos largo rato y me preguntaba para mis adentros ¿ para que vino este a acá? Hasta que le digo bueno ahora saque el naipe y dígame  ¿porque me está  interrogando tanto? entonces me contesta…

-“bueno  Emilio usted sabe, que yo a usted le tengo alta estima, ha sido muy amigo nuestro con los salesianos, (yo, di clases gratis, cobraba y donaba mi sueldo, tal es así que me regalaron un medallón  grande de oro, que lo perdí,  con una frase que  decía: los salesianos agradecidos- …“No, porque a los viejos van y les dicen que usted tiene relación con fulana y mengana…”  -¡ah! Sí, hace rato que me adjudican amores por todos lados ¿Y con eso que pasa? – y el obispo está muy preocupado,  me dice:… “usted es un hombre nuestro… bla, bla”.

-“No podía tener ningún desliz,… y le contesté: mire, yo,  ya me cansé de que me adjudiquen amores, mientras no me adjudiquen romances con la vieja “tal…” que era horrible, o con la vieja etc…….,  que era más horrible, ¿con quién me adjudican ahora?- Fulana… ¡ah! Es una rica chica,  está bien, que sigan,  sino voy a perder mi prestigio. Le tomaba el pelo, entonces claro él me contó, se sinceró conmigo y  ahí le pregunté ¿usted pudo creer eso?… sí,  me dijo, ¿y porque? – ¿usted cree que yo no siento el llamado de la sangre?,  ¿usted cree que yo no siento el llamado del deseo?,  claro a uno le cuesta pensar, un cura es un hombre como otro cualquiera, que tenga un juramento bueno, pero eso  hay que cumplirlo y ver si se puede cumplir,  y me hablo de San Agustín… ¿y qué  sabe de San Agustín?… nada! me importa un pito San Agustín- le contesté- bueno San  Agustín era un santo, sentía el deseo sexual, del llamado de la carne y se flagelaba hasta sangrar, se hacía flagelar, yo lo creo, porque usted es un hombre joven , una persona que habla con todo el mundo, – bueno, vaya y dígale al obispo que se quede tranquilo que no tengo relación con nadie solamente con mi mujer y además  que no me achaque mal gusto ni con la vieja “ Su….”  porque eso sería terrible para mi prestigio  lo demás  déjelo, que puede ser sí o no pero sáqueme esta vieja de encima, “usted, es un personaje…” me respondió y se fué..”.

Primer funcionario del Gobernador Paradelo

“En 1958 con el Dr. Paradelo de Gobernador fuí el primer  Director de Cultura y Educación de la provincia. Paradelo fué una excelente persona, muy mano larga, muy distendido, era abogado, el me nombra como primer Director  General de Educación y  Cultura de la  provincia,  cuando se crea  la provincia. Fui el primer funcionario que nombro, entonces era inspector seccional  de escuelas de Santa Cruz y tierra del Fuego,  nacionales.,  En ese entonces, él me propone- y yo le  acepte  ¿ser Ministro?– no,  Ministro era el de Asuntos Sociales,  esto era una  Dirección General de Cultura, sino tenían escuelas, tenía muy pocas ,todas  eran escuelas nacionales, una en  cada  localidad,  San Julián, Santa Cruz, Piedrabuena, Tres Lagos, Deseado, los Antiguos, Perito Moreno, en Cañadón León no había nada,  y en Lago Posadas, si, ésta la había creado Juan Manuel Gregores  y en esa escuela estaba de Director el padre de  Acevedo que  fue vice gobernador.  Fui el primer Subsecretario de Educación Cultura,  SIN ESCUELAS,  después se  empezó a hacer el pase. Ósea la transferencia, mejor dicho un problema de creación, se fueron haciendo provincia por provincia, Chubut las hizo….”

“ Años después donde fui interventor del Consejo de Educación en  el Chubut, cuando se transfirieron,  eso fue  en el 60 y pico, estábamos  bajo un gobierno militar, después de la caída del Doctor  Ilia.”

“Estando  como interventor del Concejo durante el gobierno militar, después vino Perón como Presidente.  Cae el peronismo y viene el gobierno militar, me llaman, me dicen “sabemos muy bien quién es usted, hágase cargo del Consejo. Ya se había hecho muy grande, transfirieron todas las escuela nacionales,  en el Chubut es mucho más grande en escuelas,  sabemos muy bien quién es usted, lo que usted haga estará bien  hecho”.

¿Sirvieron sus antecedentes de maestro de  los soldados?…..

“Si, pero de acá  me corrieron,  me tenían mal  calificado. Y no me pueden calificar como un tipo de izquierda, a mí,  que  soy de derecha, derecha., Y me hice cargo,  conocía, porque ya había estado en el consejo, tantos días hasta que un día me encontré con el Coronel Rueda  que era el Ministro  del cual  dependía, y lo encontré en el supermercado,  porque mi señora y los chicos  estaban en Buenos Aires, y me dice: “¿Qué tal como anda?, venga a verme alguna vez”….   –“Bueno, coronel, lo voy a ir a ver, el día que tenga algún problema que no pueda solucionar,… “no, no, las cosas para que yo vea como van….” así que a partir de ahí cada quincena  iba a verlo,  tomábamos mate, una excelente persona-.

ANÉCDOTAS del  “PACHECO PERIODISTA…”

-Estando en la docencia ya era periodista, escribía, era muy amigo de Don Alberto Raúl Segovia (el fundador del diario “La opinión Austral”,) …cierto día paseando con mi convertible paso por el frente del diario “la opinión” que estaba  frente a la panadería  “Susacasa” y Don Alberto me llama se estaba formando la provincia  y me dice, “tenés que venir a darme una mano”, porque  a veces le escribía alguna editorial, ahora que empieza la vida política, todos estábamos interesados en ver cómo era esto de Diputados, Senadores,  nadie sabía nada, “así que porque no vas a la  Cámara de  Diputados y seguís los debates” y en los momentos que yo tenía libre iba  a la Cámara de diputados y veía como funcionaba, entonces yo  dije, no, a estos tipos no se los puede tomar en serio con la cantidad de burradas que decían, así fue que escribí un comentario directamente desde la cámara de diputados firmado como “ el diputado…….” era “ El pórtico del café”,  entonces  a los personajes  les iba poniendo un sobre nombre , según su… ja, ja,   un día fui a Piedrabuena y resulta que era más conocido por el político del café que   por mi condición de docente…

Alumnos que se destacaron

 “-Sí, entre otros kirchner fue mi mejor alumno ¿Kirchner?, Néstor? Si! Fue alumno mío, en el colegio nacional,… ¿no estuvo en la escuela 1?, no, no,   él fue  a la secundaria en el colegio nacional que funcionaba en la escuela  Nº 1.  Yo siempre lo protegí porque  los compañeros lo cargaban, las chicas no lo  querían porque  tenía un ojo bionico,  y como jugador era muy malo,  muy incordinado…”,  ¿ahí lo llamaron Lupín? 

-“Lupín lo llamaron siempre, pero era por el tema de los aviones…  no sé, Lupin ES UNA FLOR, pero no sé, siempre lo llamaron “Lupín”… yo lo observaba y lo fui  tratando de ayudar un poco para  que se encolumnara dentro del grupo de  los compañeros, y  de las chicas que las llevaba todas Moreno, un muchacho que se nombró y después se enamoro,  se fue y  nunca  más se  supo de él. Y por supuesto de los chicos  el que no agarraba una chica  era  Lupín,  un  ojo bionico y camisa afuera, todo el dio, un desastre,  de elegancia, cierto día  lo veo que está alejado, triste, “¿Qué le pasa a este? pregunto,…”  y nada lo habían bochado porque él quería seguir magisterio entonces en el acceso  lo bocharon,   lo llamé estuve hablando con él y le dije. ‘mira el tema es así: acá no hay súper inteligentes, acá no hay nadie tan superior a otro, lo que vale  es el esfuerzo, el trabajo´- le dije  – “es el trabajo el que vale, le traje un texto de Paigget,  y le mostraba,  dibuja una línea así, acá  en esta punta están los súper inteligente , leen un  libro y al otro día te lo recitan, existen personas así, acá  en esta otra punta  están los que no van a aprende nunca porque la naturaleza no los doto, asi que no y acá entre este y este estamos todos nosotros,  estoy yo, está el otro profesor, los demás, hay que machucar, *hay que insistir, hay que recordar,  cuesta un montón, vos no sos menos que nadie, tampoco sos más que ninguno”.

 -“ Bueno, después me fui después al Chubut, estuve  varios  años, durante el gobierno militar, no sabía nada de éste muchacho, hasta que recibo una carta de don Néstor Kirchner, una carta histórica, donde me dice: -Estamos acá en La Plata,  sigo derecho, estoy  en tercer año, está; el ` Coliche Gómez,  la chancha Moreno…´,  me decía todos los que estaban por ahí, `venga a vernos , y si viene tráigase alguna media Luna,  un paquete de yerba porque estamos todos muy pobres´,  iba a ir pero después no fuí, porque estaba en el gobierno militar  en un cargo alto, y además  yo no estaba en el Gobierno  por acomodo, estaba  en el Gobierno militar porque estaba persuadido que era lo bueno. Sigo convencido, pero bueno, creo que se salvo un momento del país”. –“No fui, pero después no vimos acá, por supuesto cuando yo volví acá,  estaba escribiendo “el político del café” y empezó  a llamarme  y empezamos a charlar y ahí conocí a doña Cristina  que  quiso darme órdenes. Después establecimos  una relación amistosa, aunque, yo,  siempre fui fiel a mis principios políticos”.

Don Emilio GARCIA PACHECO       

De maestro a  prestigioso locutor….

Docente y periodista, De impecable imagen  con su blanca  melena, prolijos bigotes que se denotaba el paso del  tiempo. Entreabierto su sobretodo  y muy tranquilo caminaba todas las mañanas   hacia su primer compromiso: el  café con sus amigos en la tradicional esquina  de “Mónaco”., Docente, Periodista, hombre pintoresco y de armas cabal fue Don Emilio García Pacheco, Ex Presidente de Casa España, a sus casi  90 años, Hablar con Don Emilio fué recordar  que son 55 años de autonomía           

Dn Emilio era  docente recibido  como maestro normal nacional. Contaba sobre aquellos años del servicio militar obligatorio, ‘no eran voluntarios, eran soldados’,  y muchos de  esos soldados que llegaban al ejercito eran analfabetos,  (estamos hablando  del año…. yo nací en el año (24) así en el 1944 en esa fecha,   aproximadamente),  por  entonces  el Concejo Nacional  de educación , me acuerdo, con  el Ministerio de Defensa o ejercito,   no me acuerdo bien,  tenían escuela para rescatar  a los que no sabían leer ni escribir, eran épocas  de territorio,  empero territorio o  no territorio la cosa seguía igual., Empero  estaban las  escuela de adulto para ejercito y  había muchos soldados que no sabían leer ni escribir, y la alegría que tenían  la ves que podían escribir una carta o leer un diario, ¡era increíble!., Eso ya es un premio,  claro eran épocas en que no había teléfono, solo eran las cartas y no más que las cartas que tardaban su tiempo en llegar. Había algunos que eran particularmente duros y  lo corregíamos,  pero;  muy duros eran los de  Reducción  de acá del Chubut,   localidades de: Gan Gan,  Gastre, etcera.  Eso eran particularmente así  porque los padres habían  analfabetos, la madre, La abuela,.. y ellos no  habían visto un diario en su vida y aprendían, sí que había que llevarlos, pero aprendían.

¿Cuántos años han pasado de esos días?,

Yo digo, voy a estar en  mis 90 años (los voy a cumplir en  días más) “ayer”  tenía 20  pasaron  70 años,   parece mucho, pero no son tantos., Desde 1 978 ha sido un  antes y un después, año en que vino la Tv color y todo eso produjo un giro tremendo  en esto de las comunicaciones.

Si!!!,  los años se van algunos los tienen en los huesos, otros en la mente, pero los años se van.,

En algún lugar los añitos se acoplan, están allí,  yo no los siento, empero me manejo como siempre,  de  la misma manera, vengo a tomar el café con mis amigos a la mañana,  salimos a almorzar los sábados, sigo haciendo una vida normal, lo mismo  pero un poco aplacada porque  yo siento  mucho la muerte de mi señora, cuando vuelvo a casa me invade la tristeza, tengo cuadros,  los recuerdos, claro eso fue inevitable, además era imprevisto, el que tenía que morirse era yo no ella,  porque yo que tenía 10 años más, y  algunos achaques de  salud, fue un problema cardíaco él que la llevo, un cambio de válvula.  

Y me quede acá…  ¡a ver que hacen los peronistas…!., Como dijo el General Perón a los que  le hablaban  -de no sé quien- creo que de Cafiero, “lo conocí  de potrillo….”  yo a todos  estos los conocí de potrillo, se quien es la madre, quien es  el padre , quien es la familia, quienes son ellos,  pero delante mío se cuidan de hablar .  “Había otros códigos  en aquellos tiempos….”

Entrevista en exclusiva con la Periodista Gladis R. García

(Martes, ‎16‎ de ‎abril‎ de ‎2013, ‏‎01:16:0  4 p.m.)

Texto Original LT ©-  

Prohibida su reproducción total y/o parcial  sin el consentimiento