¿Qué pasa con el agua?

“El agua bajo un modelo de  recurso sustentable”

Cuando hace años atrás empezamos a pensar en  generar un debate público sobre la pregunta madre ¿Qué pasa con el agua? Entendimos que lo primero era tomar distancia para ver con perspectiva lo que sucedía y franqueaba a nuestro alrededor,  fue entonces donde comenzaron las preguntas,  donde aparecieron las historias individuales y colectivas que claman a  ser escuchadas, mientras buscan solución a  cada uno de sus problemas: salud, contaminación, costos, derechos etc. cada uno en su  pequeño mundo, pero todos  partes de una misma comunidad, tanto aquí como en cualquier otra parte del país  y del mundo.

Escuche la iniciativa de los chicos, les pedí que investigaran ¿Qué pasa con el agua?,  En lo personal camine y camine buscando asentar con fundamentos sólidos el conocimiento  de porque tenemos que reunirnos para hablar del agua y  sentí por aquel entonces  como si la mayoría de la población se convenciera de su impotencia,  prefiriendo creer que basta con hacer  donativos a grandes  asociación humanitaria para acallar las amenazas y los peligros crecientes.

El dinero no lo es todo, es solo una energía  que mantiene al mundo y que hace gastar sudor y sangre para acabar sobreviviendo, pero que no servirá si el agua se acaba  ¿se acabara realmente?,  ¿Y  ante la  escases?..¿Qué haremos?. Posiblemente quedaremos reducidos a nada,  porque  será el vil dinero quien marcará la diferencia  entre la guerra o la paz… por un valde de agua.

No por nada  en la agenda política internacional el tema de la escases del agua se ha vuelto prioritario, por ejemplo el acceso al agua es un tema importante  de los acuerdos de paz entre Israel y sus vecinos pero este aspecto no está confinado al Medio Oriente únicamente, puesto que el compartir ríos  es un asunto de índole de seguridad nacional, precisamente por la importancia del agua para el desarrollo; según algunos de los tantos informes que al respecto se publican,  actualmente cerca del 40%   de la gente en el mundo vive en más de 200 cuencas de ríos compartidos.

Entonces comprendamos que antes la escasez  del agua la amenaza recae (cierne) sobre tres aspectos fundamentales y estratégicos  que deben considerarse para el bienestar humano:

La salud, la producción de alimentos, la estabilidad social y  política.

Ya en el 1er foro mundial de la Haya celebrado en el año 2000, se fijo   como objetivo para el año 2015  reducir a la mitad el número de personas sin acceso al agua potable.  Pero no incluyo planes para evitar un monopolio. Solo se menciono el conflicto de la privatización de las fuentes  de agua.

Por  eso  dijimos  y seguimos diciendo

“ El agua. Bajo un modelo de recurso sustentable”-

Porque el manejo serio y  juicioso de este recurso es  fundamental para la estrategia del desarrollo sustentable, entendiendo este  como una gestión que busque el equilibrio entre el crecimiento económico, la equidad y la sustentabilidad ambiental a través de un  mecanismo regulador que es la  participación social efectiva.

No esperemos que las tragedias sucedan para cambiar de actitud, Si cada uno de nosotros empieza a cambiar sus costumbres, a adoptar iniciativas, puede que quien nos rodea haga lo mismo.

Y porque creemos que -unas gotas de agua en medio del océano pueden parecer una utopía-, estamos convencidos que acabarán por despertar la conciencia de las personas, una a una, ¡y el mundo entero acabará cambiando!  Hoy, 2021, el agua cotiza en bolsa.

Por Gladis Garcia

Presidente  ECOPASUR                                                                          

Discurso inaugural del Primer foro ambiental internacional patagónico del agua.

Río Gallegos  Set. del 2013.- 

Fue  declarado de interés, municipal, provincial y nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *