17 junio 2024

Hay que conocer y después hablar…

Se sorprenderá, tal vez, que ‘La Tranquera’ dedique un espacio importante a un país tan lejano como Japón, teniendo Tanto que mostrar de nuestros quehaceres y costumbres, empero, no hay que olvidar, que si bien los japoneses son una minoría en la historia en la argentina. Hoy, la descendencia de aquellos  inmigrantes en tiempos difíciles  son nuestros compatriotas. Empero por sobre todo son seres humanos,  que no solo conviven en nuestra sociedad sino  que son parte de éste gran País.

Extranjeros con herencias milenarias, guerreros ante la adversidad, del cual nadie está exento, aunque algunos cibernautas sigan colgando en páginas de internet cuanto comentario se les ocurra, sin pensar, ni medir las consecuencias.

En comparativa recordemos; nuestras propias vivencias., No hace muchos años cuando se nombraba el pueblo de “Río Gallegos” (en Santa Cruz) nuestra misma gente (del norte del país) decían “¡ah, sí! en Chubut!”  ¿Se acuerda?   Aun hoy aunque a los habitantes  del sur los denominen “pingüinos” y  mucha gente todavía no sabe donde está Rio Gallegos.

Lo mismo pasa con Japón; no es China, ni Corea. Aunque tengan los ojos rasgados, tienen una identidad muy bien definida y sostenida a través del tiempo.

Japón es un pueblo comprometido con su historia y consigo mismo, Un país donde prima el respeto por los niños y los ancianos, donde un trabajador se siente parte de la empresa, donde a nadie se le ocurre hurtar, robar o, inmiscuirse en lo ajeno.

Un país milenario, donde (hoy) no es necesario un alambrado para saber hasta dónde llega el límite del terreno.  Una cultura  en el cual priman; la limpieza, el orden,  el respeto  a la ley y las normas de convivencia son algunos de los tantos detalles que ocupan el primer lugar en las normas de vida.

En comparación a éste otro lado del hemisferio: “aquí Somos argentinos”, ‘somos grandes’, hacemos cosas increíbles, pero hay un pequeño detalle; nos falta tomar conciencia sobre lo que tenemos y lo que podemos llegar a ser, solo si quisiéramos.

Gladis R. García (abril del 2011) / Periodista y Directora