22 mayo 2024

– Y…¿ quién es Don Adolfo…?, la respuesta fue contundente,  un  hombre sencillo, un   personaje  de la ciudad de Rio Gallegos. De mediana estatura, porte más bien delgado, pero fuerte como un roble, con marcado aire  español. Habitualmente suele  subir a una barca o bote solo y  muy temprano desafiando al clima en estaciones invernales, donde usualmente  el hielo se apodera del paisaje patagónico,  allí navega  en su bote de remo en busca  de peces, casi  tal como lo hicieran los nativos en  épocas primitivas.

Adolfo, es hijo de Modesto CANOSA  un marinero español, oriundo de la Provincia “La Coruña, Cabo Finisterre en España; y de Italia COSTANZO de ascendencia Italiana. Los Costanzo de  Rio gallegos provenían de familia de navegantes marinos. Un apellido de hondas raíces en  el historial riogalleguense.   Nuestro protagonista  nos cuenta que  llegó a este mundo, según su relato de trasmisión oral, “con la asistencia de la señora Carvini (partera de la época) en esta misma casita donde actualmente vivo, un 27 de enero de 1938. La figura de su padre  a calado muy hondo  trazando desde muy niño una línea a seguir  en cuanto de  “a la mar” se trate.

Don Modesto  Canosa  de profesión marinero, después de estar tres años en la  guerra  en España se embarcó en un buque de alta mar, como marinero de abordo,  En unos de sus viajes  llega al puerto de Buenos Aires, donde decide desembarcar y comienza su periplo por estas tierras pero siempre ligado a las tareas de navegación y/o portuarias, primero en  Buenos Aires, después en Comodoro Rivadavia, desde donde vuelve a España conoce a su compañera de ruta , Italia Costanzo,  y regresa al país para radicarse en Santa Cruz lugar , tierra donde hace cuarenta años recalaron sus huesos.

Años de barcos que han hecho historia: El  José Menéndez, el Asturiano, Bahía Queqi, entre otros, eran, por entonces,  los que atracaban en el puerto de la ría de Rio Gallegos  siguiendo el vaivén de las  particulares mareas, tanto como para las maniobras de ingreso como para zarpar  a mar abierto, que una vez bajo el ancla  era preciso contar  el auxilio  del  bote o lancha de “la Anonima” que hacía de taxi   por agua para el desembarco de los pasajeros de abordo arrimandolos hasta  la orilla donde se ubicaba  el muelle, rodeado de una playa empedrada frente a lo que hoy es la estación de bomberos.  Lugar donde muchos recuerdan la existencia de una  casa  que funcionaba como un refugio o estación de pasajeros.

 Hoy, Don Adolfo con 77 años  sereno, muy feliz   y ejerciendo el oficio de pintor,   recuerda esos años de marinero  relatando (expresiones textuales): “  Estuve embarcado en Mar del Plata,  después en Ingeniero White  cerca de Bahía Blanca., también  en un buque noruego  con el que navegamos por toda  Sud América, he recorrido bastante. Mi paso por Ing. White  fue en  la década del 70, navegaba a bordo del pesquero  “La nueva Argentina”, del cual recuerdo su capitán de apellido   Scarincio. En pesqueros, anduve  en muchos,  estábamos quince a veinte días en alta mar y después  veníamos a tierra, nos daban  seis o siete  horas de franco y mientras mis compañeros  marineros se iban en el descanso a pasear o a divertirse,  yo  prefería quedarme cosiendo redes o pescando gatusos, porque  mi mayor pasión era estar  en el agua, no me interesaba ver otra cosa”.

Pero no todo fue navegar en su vida laboral  según los registros  se caso, años más tarde enviudó pero del  matrimonio hay dos hermosas hijas: Luisa y Juana que entre ambas le han dado ocho nietos, algún bisnieto también y cientos de amigos en el camino por la pesca  o el deporte., Dicho  que el mismo nos confirma.

El 17 de mayo de 1954  entró en Correos y Telecomunicaciones. Y es el “afiliado”  número siete en la Cámara de Diputados de Santa Cruz, cuando en  1958  Santa Cruz se  convierte en Provincia  y se abrió  la Cámara de Diputados  Don Adolfo Canosa  fue el empleado número siete. 

 Postales del Gallegos de ayer….

“Había”…, dice Don Adolfo sobre el paisaje galleguino de época, “ un zanjón  justamente  por donde va la calle Magallanes  desde la  playa hasta -el jardín suizo-”, hasta la  esquina de las  calles: Rawson y Alberdi. Hasta ahí llegaba el zanjón del mar, igual que allá afuera cerca de Rio Chico”.

 “Así era el gallegos de ayer,  había puentecitos de madera para cruzar de un lado  a otro  donde  hoy está la calle Moyano., El Jardín suizo era una manzana completa estaba ubicado entre Magallanes, Alberdi, Roca y Rawson, ese cuadradito era un JardínPrivado. El dueño era de un señor  de nacionalidad suiza. Hoy no quedan rastros de ello., Recuerdo  que del jardín estaba donde está hoy  la escuela 19, esa zona era todo un manantial lleno de juncos.  En invierno se congelaba y allí andábamos en  trineos o con patines. Le estoy hablando de cuando tendría unos 10/12 años, que fui a Punta Arenas a comprarlos, Aun conservo un par de patines.  Y desde ese manantial salía  una laguna que iba hasta la laguna María la Gorda todo por atrás del matadero., El matero estaba Detrás y un poco  antes de llegar a lo que es hoy los tanques de YPF, lugar  donde también había un zanjón grande que unía la  laguna María la gorda con  la laguna Ortiz, todo por atrás, y  la laguna Ortiz con Rio Chico,  porque antes en   esos lugares no había casas”.

Otro cambio edilicio del progreso se da  donde  hoy esta al club ferrocarril, en ese lugar estaba la escuela nº 23.  Y  en esto de recordar lugares y personajes  conocí a Don  Roger Ballet  que fue quien construyó, la escuela Nº 19, allá por  1945.

Hoy, quedan pocos de mi época, Juan   Alvarado,  Argentino Gonzales, Petilín que ya no está,  Alfonso Borquez que está retirado del mundo político y se dedica al rubro inmobiliario, que fueron conmigo a la escuela, aunque Alfonzo  es menor que yo.

En pesca en el lago Strobel

Según se comenta, lo han  visto  salir a pescar en bote en pleno invierno con temperaturas bajísimas, ¿es verdad?  “Si, pesco desde los nueve años,  Es verdad con muchos grados bajo cero  he salido a pescar,  la experiencia de marinero fue después, pero aquí en los años 40/45, hacia 30/35  bajo cero, épocas en las que  había que sacar los témpanos a un costado y poder sacar  algún pez.

En ese tiempo eran  verdaderos pescadores, y  había muchísimos que se dedicaban a pescar.  Convengamos que también hace más de 50 años había mucha variedad de peces en  esta zona. La merluza la agarrábamos como si nada., Especies como la  merluza, la centolla, palometa, había cantidades.  Pero hoy hay muy pocos,  creo que  los pesqueros extranjeros  han contribuido a su extinción.”

¿Que se pesca en la Ría de Rio Gallegos?…

El pejerrey, el robalo, la palometa  que prácticamente, como le explicaba,  ya no hay, sardinas,…. ¡¿sardinas?! Si, algunas, cuando salgo a pescar   voy buscando lugares,  en bahía Bustamante, en Loyola  a cualquier parte.

¿Tienen  algo que ver en la pesca ó en el pique las distintas fases lunares  ?….

No, aquí son las mareas, todo el año. Estamos en marzo, afirma,  por ejemplo hoy  nueve de marzo y la pleamar es a las doce horas con cuarenta y seis minutos con 11 metros 5    y la baja marea a las  diecinueve y trece minutos con  2 metros y 57. Entonces ¿cuál sería la marea correcta para pescar? “Todas , solo depende de: los vientos,  si hay mucho oleaje ó hay mucha marejada el pescado no atraca y  se va al medio del rio, no quiere ser golpeado  y no se arrima a la orilla, pero la mayoría del tiempo uno tiene que arreglársela como pueda  para poder sacar algún pez.,Buscar los reparos  cuando hay vientos del Este  ir por ejemplo a la zona de la aeronáutica, por allí,  o a rio chico, cosa que uno siempre tenga el viento de espalda…¿se da cuenta?…. cada pescador tiene su maña.”

Más adelante continúa  diciendo: “Hoy  ya no salgo a pescar  en el bote,  los amigos siempre me invitan, pero vamos en lancha, Don  Aguya,  por ejemplo, cuando tiene tiempo me lleva al otro lado pescamos y  vuelvo. En realidad  hace  casi tres años no pesco más con el bote.  Aparte los botes los tengo tirados en el patio, son mi  pasión…”  y lo vemos arreglando las redes…. “Si, como verá  estoy todo el tiempo arreglando redes”.

Sabores  al degustar la pesca regional, ¿cual es  diferencia entre  palometa y merluza? La palometa es muy diferente a la merluza. La merluza es una carne muy suave, muy finita muy delicada en cambio la palometa es firme, es dura y muy seca,   pero tiene un sabor espectacular, y es muy sabrosa cociéndola al horno, en cambio la merluza  de cualquiera manera que la cocine siempre es muy rica.