27 septiembre 2022

Cubrebocas Inteligentes

El uso de cubrebocas entre la población japonesa ya era algo común mucho antes de que la pandemia de coronavirus obligara al mundo a protegerse de esta manera.

A mediados del 2020, la start up Donut Robotics creó un cubrebocas inteligente. Este dispositivo además de proteger el sistema respiratorio tiene algunas características digitales pues se conecta a la red de WIFI y utiliza el Bluetooth para comunicarse con los celulares y tabletas del usuario.

De acuerdo con el proyecto, este cubrebocas podría ser capaz de traducir el japonés a otros ocho idiomas, el software que utiliza había sido creado para los robots del Aeropuerto Haneda en Tokio. Ante la pandemia, la compañía encontró una solución al introducirlos en estas innovaciones.

El C-Mask tiene orificios por donde se puede introducir un cubrebocas de tela, está hecho de plástico y cuenta con una bocina capaz de amplificar la voz de quien lo porta, esto con el objetivo de que no eleve su tono y evitar la expulsión de partículas de saliva que podrían transmitir algún virus o bacteria.

Como este dispositivo inteligente se puede conectar vía Bluetooth a un celular o una tableta, la mascarilla es capaz de transformar el habla en mensajes de texto mediante la aplicación.

“Trabajamos duro durante años para desarrollar un robot y hemos utilizado esa tecnología para crear un producto que responda a cómo el coronavirus ha remodelado a la sociedad”, mencionó Taisuke Ono, director ejecutivo de Donut Robotics, en una demostración del producto en Tokio.

El cubre bocas puede traducir del japonés a ocho idiomas (Foto: Reuters)

El dispositivo cuenta con una bocina (Foto: Reuters)


ITALIA- CLiu  también creó un barbijo inteligente que se desinfecta solo y mide la calidad del aire

Con el fin de protegernos de la pandemia del coronavirus (covid-19) un estudio Cliu creó un barbijo inteligente, una empresa italiano-española, desarrolló el primer tapabocas inteligente del mundo,  el cual cuenta con la capacidad de medir la calidad del aire y puede desinfectarse solo.

Este nuevo cubrebocas inteligente también ayuda en la reducción de las alergias, y gracias a su propia aplicación, proporciona información sobre la propagación del nuevo coronavirus en zonas cercanas en las que se puede llegar a estar.

La única desventaja de este nuevo y útil dispositivo es el precio, y es que en su versión básica y por ende más económica, cuesta unos 115 dólares. En cambio, si lo que se busca es sofisticación y más tecnología, hay que optar por la versión Pro, la cual permite monitorear los signos vitales, detecta al virus,

Viene con todas las consideraciones, ubicándose en unos 290 dólares.Se comenzará a comercializar a partir de octubre de este año.