13 abril 2024

Asi nació el aeroclub rio gallegos

A poco de venir a vivir al Sur, supe que Antoine de Saint-Exupery estuvo aquí varias veces entre 1930 y 1931 pero además que la primera vez que llegó fue como un superhéroe: lo hizo piloteando el primer avión que aterrizó en Río Gallegos un LATÉ25 y era el vuelo inaugural de la Aeroposta al Sur. El hangar y la casita donde descansaban los pilotos construidas en la década del 20 hoy pertenecen al Aeroclub de Río Gallegos y se han declarado Monumento Histórico Provincial. Comparto con ustedes un video que filmé en HD para ustedes.

El Aeroclub de Río Gallegos queda a unos 9 km del centro de la ciudad, su ingreso está sobre la ruta nacional 3, cuando ya se encuentra en su último trayecto hacia la frontera del Paso Integración Austral-Monte Aymond, 500 metros después del pasar el autódromo local. Cada año reciben visitantes de todas partes del mundo que van detrás de las huellas de Exupery o “Saintex” tal era el apodo con el que lo nombraban sus amigos.

En la casita de pilotos construida totalmente en chapas y traída por barco desde Europa es donde se realizó parte de esta entrevista y en el mítico hangar donde hoy operan los aviones del aeroclub. Todo allí tiene aroma a mito, saber que allí el genial escritor y gran aventurero pasó parte de sus estadía en Argentina, le otorga un sabor especial.

Por La mañana del sur

El Aeroclub Río Gallegos celebra sus 79 años

ORGULLOS DE CONTINUAR CON EL LEGADO DE LA AVIACIÓN CIVIL EN NUESTRA PROVINCIA

Miércoles, 4 de abril de 2018Hoy el Aeroclub Río Gallegos, emplazado en el paraje Río Chico, esta de aniversario.

Desde la Comisión Directiva se manifestó el agradecimiento a todos los socios y a la comunidad en general por todos estos años de constante crecimiento.

Hoy no es un día más para el Aeroclub Río Gallegos y sus socios. Es que esta institución tan histórica para nuestra ciudad se encuentra celebrando sus jóvenes 79 años. Lugar del primer aeropuerto de nuestra ciudad capital las instalaciones del aeroclub fueron cita de la reconocida Aeroposta y contó con la visita del reconocido piloto y escritor del “El Principito”, entre otras obras, Antoine de Saint-Exupéry.

Desde la Comisión Directiva actual manifestaron el enorme orgullo de poder continuar con el legado de la aviación Civil en nuestra provincia, formando pilotos que, muchos de ellos, o ya trabajan en líneas aéreas o en dependencias Gubernamentales como la Dirección Provincial de Aeronáutica realizando traslados sanitarios.

“Nuestro club es mantenido por nuestros socios, cada uno de nosotros pone su granito de arena para la remodelación, acondicionamiento y mantenimiento, no solo de las aeronaves sino de todas las instalaciones”, manifestó Juan Goria, presidente del Club.

Asimismo “hoy gracias al enorme esfuerzo de los socios podemos contar con tres aeronaves para el perfeccionamiento de nuestros pilotos”. “Recientemente se recibieron 4 nuevos pilotos de avión y 2 nuevos instructores, estos últimos forjaron toda su carrera en la institución, algo que nos llena de orgullo”.

Por otra parte, Goria agradeció especialmente al apoyo que se brinda desde el Gobierno Provincial que “entiende que sin este gran soporte hoy serían muy pocos los que podrían llegar al sueño de pilotear un avión”. Esto

  teniendo en cuenta que la aviación es muy costosa, se cotiza en dólares cada uno de los repuestos necesarios, “pero gracias al apoyo recibido y con el enorme esfuerzo que realiza la Comisión Directiva, día a día, podemos decir que llegar a ser piloto de avión no es tan inalcanzable como se piensa”. Goria también agradeció a la Municipalidad de Río Gallegos que “cuando solicitamos algún tipo de colaboración, siempre están junto a nosotros”.

En este sentido Goria recordó el trabajo mancomunado “en cada visita anual que recibimos de pilotos franceses que reavivan la Aeroposta y visitan nuestro más reciente creado museo histórico en el que se anexan lugares como el Hangar (utilizado en aquellas épocas y que esta considerado como monumento histórico provincial) y la casa de pilotos, donde descansaban quienes realizaban las travesías.”

Historia

En el año 1929; recorre los pueblos Santacruceños de, Puerto Deseado, San Julián, Santa Cruz y Río Gallegos; Don Rufino Luro Cambaceres, en su carácter de piloto inspector de la recientemente creada compañía “Aeroposta Argentina Sociedad Anónima”.

El objetivo de su recorrida, es establecer el lugar apropiado en cada localidad, para la construcción de un Aeródromo, con su respectivo Hangar; e interesar a las autoridades locales de los beneficios que la futura línea, aérea y postal, traería para el desarrollo de las comunidades allí establecidas. Habiendo sido autorizado su funcionamiento, por decreto del Poder Ejecutivo Nacional, según consta en el expediente N° 119386-1929; citado en el considerando del expediente N° 97122-1930, del Ministerio de Agricultura de la Nación.

El lugar escogido en Río Gallegos, es un predio de 100 hectáreas; ubicado entre los lotes 22-24-25 y 26, del trazado de chacras del pueblo de aquel momento. Como consta en la resolución 1°, inciso B; del expediente antes citado.

En el invierno de 1929, ya estaba en construcción el Hangar. El campo de propiedad fiscal en ese entonces, fue nivelado y alambrado por Aeroposta Argentina S.A., y las construcciones hechas fueron las siguientes: un Hangar Thyssen de 26 x 30 metros. Casa de madera para reparo de los pasajeros y personal, galpón para guardar el combustible, y una estación de T.S.F.

Aeroposta Argentina S.A. ya había consolidado los servicios aeropostales hacia Asunción del Paraguay, en 1928; y hacia Santiago de Chile en 1929. Restaba entonces el tramo más ambicioso que se había fijado la dirección de la empresa, la línea sur.

Establecido el emplazamiento del Hangar y pista. Solo restaba la inauguración oficial. El tramo Bahía Blanca a Comodoro Rivadavia fue inaugurado el 1º de noviembre de 1929; la inauguración del punto terminal, Río Gallegos, se realiza el 31 de marzo de 1930.

Luego de pasar por las escalas establecidas de la línea, en nuestra provincia; Puerto Deseado, San Julián y Santa Cruz. Arriban a Río Gallegos, a las 14.20 horas, del día antes mencionado. El pueblo en masa, confundido con las autoridades, se dieron cita en el Aeródromo para brindarles una calurosa bienvenida.

El primer avión en llegar es el Laté 28, monomotor con capacidad para 2 tripulantes y 8 pasajeros, tenía una velocidad de crucero de 200 kms/h y fue el primer avión que venía provisto con un baño; cuya matrícula fue, R-N.º 305. Piloteado por Antoine de SAINT-EXUPÉRY, autor de: “El Principito”, “Vuelo Nocturno”, entre otras famosas novelas; lo acompañaron Eliseo NEGRIN, copiloto; Alejandro COLLENOT, mecánico.

En calidad de pasajeros vinieron los directores fundadores de la empresa; el francés Marcel BUILLOUX-LAFONT, presidente; y el Argentino Vicente ALMANDOS ALMONACID, director gerente. Este último, héroe de la primera guerra mundial, donde se había alistado peleando para Francia, como voluntario en la Legión Extranjera, siendo el argentino más condecorado, y habiendo terminado con el grado de Capitán, único extranjero con mando de una escuadrilla francesa, creada por él, la N° 29.

Los restantes pasajeros fueron; el ingeniero Julien PRANVIELLE; el ingeniero Armando ULLED; el Vizconde Jacques de LALOT; y el periodista de Buenos Aires, Enrique GUTIERREZ, del diario “La Razón”.

Poco después arriba Rufino LURO CAMBACERES, piloteando un avión Laté 25, un monomotor de ala parasol con capacidad para 4 pasajeros y una velocidad de crucero de 170 kms/h; matricula N° 643, trayendo 500 piezas postales.

En la fotografía que ilustra aquel acontecimiento, donde están las personas mencionadas anteriormente, junto a las autoridades; Julio BERDERA, gobernador; Juan IZZO, jefe de policía e interventor municipal; Enrique NAVA, secretario municipal; etc. Posando delante del hangar detallado anteriormente, y que actualmente es propiedad del Aeroclub Río Gallegos.

Quedo así establecido un nuevo medio de transporte, más rápido y eficaz; con el cual termina una época de aislamiento, para las poblaciones del sur. La comunicación que entre Buenos Aires y Río Gallegos, antes demandaba una demora de 12 días por vapor; los transportes de la Armada tenían una frecuencia de uno por mes, a partir de ese momento quedaría establecida en el día. Debido a que un avión de estos que saliera a las 3 hs. desde Río Gallegos, llegaba a la ciudad de Buenos Aires a la 20 hs. es decir que demoraba 17 hs. Comparece con las 3 hs. que hoy utiliza el mismo medio con las nuevas máquinas.

La permanente evolución de las líneas aéreas; hizo que aquel primitivo Hangar, con su aeródromo, quedara obsoleto para la atención de las nuevas aeronaves. Por lo que se hizo necesario ubicarlo en un lugar más apropiado. Toma del Hangar, del año ’35 a ’40 aproximadamente.

El posterior crecimiento poblacional; demando nuevas tierras, para los nuevos habitantes. Así se hizo necesario desmantelar aquellas instalaciones, construidos por Aeroposta Argentina S.A., para albergar o los nuevos Santacruceños.

Con la excepción del construido en Río Gallegos; que siguió prestando servicios a la incipiente actividad privada. Sobre todo, a partir de 1939, fecha de la fundación del Aeroclub Río Gallegos. Quien solicita, del gobierno provincial, se le permita el uso de las instalaciones.

El citado predio pasa a ser propiedad de Aeroposta Argentina S.A., el 26 abril de 1944, como vemos en la copia del título de propiedad.

Actualmente es el único Hangar que se conserva en la provincia de los construidos por Aeroposta Argentina S. A., y uno de los pocos en el país, que tanto sirvieron en la época muy bien denominada “Aviación Heroica”.

Es por las razones enumeradas que el Hangar antes mencionado, debiera declararse Histórico; y de esta manera conservarlo para las futuras generaciones, como ejemplo del esfuerzo llevado adelante por los pioneros de la aviación, en procura del bienestar de los habitantes del sur.

Se podría encarar la realización de una estatua, mediante una convocatoria a los artistas plásticos locales, con la figura de Antoine de SAINT-EXUPÉRY, o de su célebre Principito, a la entrada del aeródromo. De forma que sea visible para quienes diariamente transitan la ruta Nacional N° 3, de ingreso a la ciudad de Río Gallegos, desde el sur; también a la provincia, y al país.

De acuerdo a la nueva denominación; el Hangar se encuentra ubicado en lo circunscripción V, chacra 22-23-24-25, N° de contribuyente 103676; del expediente N° 950-DMT-1966 iniciado por el Departamento Municipal de Tierras de la ciudad de Río Gallegos.

2º  HISTORIA OFICIAL

En el año 1929; recorre los pueblos Santacruceños de, Puerto Deseado, San Julián, Santa Cruz y Río Gallegos; Don Rufino LURO CAMBACERES, en su carácter de piloto inspector de la recientemente creada compañía “Aeroposta Argentina Sociedad Anónima”.

El objetivo de su recorrida, es establecer el lugar apropiado en cada localidad, para la construcción de un Aeródromo, con su respectivo Hangar; e interesar a las autoridades locales de los beneficios que la futura línea, aérea y postal, traería para el desarrollo de las comunidades allí establecidas. Habiendo sido autorizado su funcionamiento, por decreto del Poder Ejecutivo Nacional, según consta en el expediente N° 119386-1929; citado en el considerando del expediente N° 97122-1930, del Ministerio de Agricultura de la Nación.

El lugar escogido en Río Gallegos, es un predio de 100 hectáreas; ubicado entre los lotes 22-24-25 y 26, del trazado de chacras del pueblo de aquel momento. Como consta en la resolución 1°, inciso B; del expediente antes citado.

En el invierno de 1929, ya estaba en construcción el Hangar. El campo de propiedad fiscal en ese entonces, fue nivelado y alambrado por Aeroposta Argentina S.A., y las construcciones hechas fueron las siguientes: un Hangar Thyssen de 26 x 30 metros. Casa de madera para reparo de los pasajeros y personal, galpón para guardar el combustible, y una estación de T.S.F.

Aeroposta Argentina S.A. ya había consolidado los servicios aeropostales hacia Asunción del Paraguay, en 1928; y hacia Santiago de Chile en 1929. Restaba entonces el tramo más ambicioso que se había fijado la dirección de la empresa, la línea sur.

Establecido el emplazamiento del Hangar y pista. Solo restaba la inauguración oficial. El tramo Bahía Blanca a Comodoro Rivadavia fue inaugurado el 1º de Noviembre de 1929; la inauguración del punto terminal, Río Gallegos, se realiza el 31 de Marzo de 1930.

Luego de pasar por las escalas establecidas de la línea, en nuestra provincia; Puerto Deseado, San Julián y Santa Cruz. Arriban a Río Gallegos, a las 14.20 horas, del día antes mencionado. El pueblo en masa, confundido con las autoridades, se dieron cita en el Aeródromo para brindarles una calurosa bienvenida.

El primer avión en llegar es el Laté 28, monomotor con capacidad para 2 tripulantes y 8 pasajeros, tenia una velocidad de crucero de 200 kms/h y fue el primer avión que venia provisto con un baño; cuya matricula fue, R-Nº 305. Piloteado por Antoine de SAINT-EXUPÉRY, autor de: “El Principito”, “Vuelo Nocturno”, entre otras famosas novelas; lo acompañaron Eliseo NEGRIN, copiloto; Alejandro COLLENOT, mecánico.

En calidad de pasajeros vinieron los directores fundadores de la empresa; el francés Marcel BUILLOUX-LAFONT, presidente; y el Argentino Vicente ALMANDOS ALMONACID, director gerente. Este ultimo, héroe de la primera guerra mundial, donde se había alistado peleando para Francia, como voluntario en la Legión Extranjera, siendo el Argentino mas condecorado, y habiendo terminado con el grado de Capitán, único extranjero con mando de una escuadrilla Francesa, creada por él, la N° 29.

Los restantes pasajeros fueron; el ingeniero Julien PRANVIELLE; el ingeniero Armando ULLED; el Vizconde Jacques de LALOT; y el periodista de Buenos Aires, Enrique GUTIERREZ, del diario “La Razón”.

Poco después arriba Rufino LURO CAMBACERES, piloteando un avión Laté 25, un monomotor de ala parasol con capacidad para 4 pasajeros y una velocidad de crucero de 170 kms/h; matricula N° 643, trayendo 500 piezas postales.

En la fotografía que ilustra aquel acontecimiento, donde están las personas mencionadas anteriormente, junto a las autoridades; Julio BERDERA, gobernador; Juan IZZO, jefe de policía e interventor municipal; Enrique NAVA, secretario municipal; etc. Posando delante del hangar detallado anteriormente, y que actualmente es propiedad del Aeroclub Río Gallegos.

Quedo así establecido un nuevo medio de transporte, más rápido y eficaz; con el cual termina una época de aislamiento, para las poblaciones del sur. La comunicación que entre Buenos Aires y Río Gallegos, antes demandaba una demora de 12 días por vapor; los transportes de la Armada tenían una frecuencia de uno por mes, a partir de ese momento quedaría establecida en el día. Debido a que un avión de estos que saliera a las 3 hs. desde Río Gallegos, llegaba a la cuidad de Buenos Aires a la 20 hs. es decir que demoraba 17 hs. Comparece con las 3 hs. que hoy utiliza el mismo medio con las nuevas maquinas.

La permanente evolución de las líneas aéreas; hizo que aquel primitivo Hangar, con su aeródromo, quedara obsoleto para la atención de las nuevas aeronaves. Por lo que se hizo necesario ubicarlo en un lugar mas apropiado. Toma del Hangar, del año ’35 a ’40 aproximadamente.

El posterior crecimiento poblacional; demando nuevas tierras, para los nuevos habitantes. Así se hizo necesario desmantelar aquellas instalaciones, construidos por Aeroposta Argentina S.A., para albergar o los nuevos Santacruceños.

Con la excepción del construido en Río Gallegos; que siguió prestando servicios a la incipiente actividad privada. Sobretodo a partir de 1939, fecha de la fundación del Aeroclub Río Gallegos. Quien solicita, del gobierno provincial, se le permita el uso de las instalaciones.

El citado predio pasa a ser propiedad de Aeroposta Argentina S.A., el 26 Abril de 1944, como vemos en la copia del titulo de propiedad.

Actualmente es el único Hangar que se conserva en la provincia de los construidos por Aeroposta Argentina S. A., y uno de los pocos en el país, que tanto sirvieron en la época muy bien denominada “Aviación Heroica”.

Es por las razones enumeradas que el Hangar antes mencionado, debiera declararse Histórico; y de esta manera conservarlo para las futuras generaciones, como ejemplo del esfuerzo llevado adelante por los pioneros de la aviación, en procura del bienestar de los habitantes del sur.

Se podría encarar la realización de una estatua, mediante una convocatoria a los artistas plásticos locales, con la figura de Antoine de SAINT-EXUPÉRY, o de su célebre Principito, a la entrada del aeródromo. De forma que sea visible para quienes diariamente transitan la ruta Nacional N° 3, de ingreso a la ciudad de Río Gallegos, desde el sur; también a la provincia, y al país.

De acuerdo a la nueva denominación; el Hangar se encuentra ubicado en lo circunscripción V, chacra 22-23-24-25, N° de contribuyente 103676; del expediente N° 950-DMT-1966 iniciado por el Departamento Municipal de Tierras de la ciudad de Río Gallegos.

Publicado el 25.12.11- Blog  La Nacion. Com